UN IMPRESCINDIBLE EN MI RUTINA DENTAL

4/16/2017

¡Hola guapas!!!

Esta entrada igual es un poco rara o poco habitual pero quería enseñaros un aparato que utilizo en mi rutina dental y que desde que lo compré hace ya unos 5 años no dejo de usar por nada del mundo.

Todos o casi todos nos lavamos los dientes, usamos hilo dental, colutorio... y ya. Esto está genial, no sólo hay que lavarse los dientes pero no nos damos cuenta de lo que aún y todo sigue entre nuestros dientes. Ya que estamos hablando de la boca, me gustaría deciros que otro imprescindible para mí es el cepillo eléctrico. Cuando cambié a este tipo de cepillo noté una gran diferencia en la limpieza de los dientes, por eso también os lo recomiendo de verdad si no lo habéis probado, sobre todo junto con el cabezal redondo.

A lo que iba, el producto del que os voy a hablar es el irrigador. No sé si  lo conoceréis, desde luego seguro que todas no, así que por eso quería comentaros qué es y cómo funciona porque me parece un invento, desde que lo utilizo, no he necesitado limpiezas bucales.

¿QUÉ ES?
La técnica de limpieza de irrigación bucal consiste en aplicar un chorro de agua a presión sobre los dientes y las encías. Con esto se consigue arrastrar la placa bacteriana y estimular las encías. Es una técnica que no sustituye al cepillado, sino que la complementa.

¿CÓMO ES?
El irrigador Waterpik, el que yo en contreto utilizo, tiene una base que se puede sacar la cual podremos rellenar de agua (capacidad de 500 ml) y un mango donde podremos insertar la boquilla que más se adecue a nuestras necesidades. Tiene 10 velocidades siendo la 1 la más suave y la 10 la más fuerte. También tenemos un botón con dos opciones donde podremos elegir entre una velocidad normal y constante o la de masaje, en la que lo único que varía es la presión y la constancia del chorro de agua. 


Debemos meter la boquilla en la boca y aquí pondríamos en on el mango, para que el agua sólo salga cuando esté en nuestra boca y no salpique todo. Dejaremos la boca entre abierta para que ese agua que nos entra pueda salir sin que se nos llene la boca.


Como veis, justo al lado del cubilete podemos guardar las boquillas que se usan más a menudo. Otra opción es rellenarlo de colutorio y utilizarlo de la misma manera. Siempre habría que rellenar de agua después para limpiar los restos que hayan podido quedar en el conducto.



Vienen distintos tipos de boquillas, para que salga sólo agua, para que también podamos cepillarnos a la vez... y algunos repetidos y de distintos colores para que cada miembro de la familia tenga su propia boquilla y se pueda aprovechar al máximo, ya que no se necesita un aparato por persona.



Os dejo un vídeo donde se ve muy bien como funciona y donde hablan sobre sus beneficios. Para las perezosas, os recomiendo ver del minuto 2:30 hasta el 3:56 donde sólo veis el funcionamiento del aparato, aunque os aconsejo verlo todo si no conocíais el producto.


Existen varios modelos de irrigador y también hay otras marcas que los tienen. Yo personalmente, he probado ésta y Oral B, y no tiene ni color, Waterpik es más completo, tiene más potencia, y en general me parece que está más conseguido. Os dejo la web aquí para que echéis un vistazo si queréis.

Es aconsejable ojear distintas páginas web para comparar precios, en El Corte Inglés lo tenéis pero es bastante más caro. El mío lo compré en farmavazquez pero lleva tiempo agotado y no lo reponen no sé por qué. Mi modelo es el WP-660 Ultra Profesional y mi padre tiene el Ultra WP-100 que tenéis aquí y también va estupendo, por si os es mas fácil de encontrar o más económico, es simplemente el modelo anterior por lo que estéticamente es algo mas antiguo, pero el funcionamiento y demás es el mismo. 

OPINIÓN PERSONAL
Como os decía al principio de la entrada, es un producto que ha cambiado mi salud bucal por completo. Me encanta el dulce y soy propensa a las caries, así que todo lo que pueda ayudarme a tener la boca extra limpia me viene fenomenal. Mi padre se puso implantes en la boca y se lo recomendaron para tener una limpieza completa, es aquí cuando lo probé y pude comprobar su eficacia. 

Hay comidas que nos dejan restos entre los dientes, como por ejemplo las palomitas de maíz, y no sabéis el gusto que es pasarse el irrigador después, se te queda la boca impecable, la cantidad de restos que salen es inimaginable de verdad... Porque sí, muchas diréis que vosotras también conseguís una boca perfecta, pero hacerme caso... no. Yo siempre he usado hilo dental después del cepillado y no retira todo. A la hora del desayuno, por poneros un ejemplo, suelo lavarme los dientes y pasarme el hilo dental y ya está. Pues cuando estoy en casa y tengo tiempo añado el irrigador, y ¡SIEMPRE salen restos de más!.

Por tanto, pensamos que tenemos la boca limpia del todo y no es así, no se es consciente de los restos que quedan hasta que se usa un aparato de este tipo. Además, nos mantiene los dientes libres de placa y las encías sanas. Por eso, recomiendo TOTALMENTE este aparato o similar. Es un poco caro de entrada, pero dura muchísimos años porque si se os estropea la boquilla o lo que sea se puede reponer y como os decía antes, puede usarlo toda la familia. Así que os animo a probarlo, no os vais a arrepentir.

¿Conocíais los irrigadores bucales?
¿Qué opináis de ellos?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios

  1. Muy completo! No sabía que existieran para uso doméstico, los tengo relacionados con la consulta del dentista.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues va fenomenal, yo ya no puedo estar sin él! Besos :)

      Eliminar

Los mensajes con SPAM serán inmediatamente eliminados.